Los edificios de Barcelona captan 1.300 millones de inversión

Los-edificios-de-Barcelona-captan-1.300-millones-de-inversiónBarcelona vuelve a disfrutar de un mercado de inversión inmobiliario globalizado y con volúmenes de antes de la crisis. En 2015, los edificios de la capital catalana y su área de influencia captaron 1.300 millones de euros de inversión, en línea con el año anterior, y las rentabilidades exigidas por los inversores, que en 2014 todavía sufrían grandes fluctuaciones, se estabilizaron hasta tocar fondo en la mayoría de segmentos.

“Nadie pone en duda la recuperación del mercado inmobiliario de Barcelona“, indica Xavier Güell, director del departamento de inversión de CBRE en Barcelona. “No sólo por el volumen captado, sino por la atomización de los compradores, las rentabilidades estabilizadas y la recuperación de las rentas a punto de despegar” argumenta.

El consultor destaca que “mientras que en 2014 por un mismo activo se podía recibir una propuesta de compra a una rentabilidad del 10% y otra del 6%, en 2015 las ofertas se han alineado, un síntoma más de un mercado estable y sano. El sector presenta un estado muy sano, ya que las compras están muy repartidas y tienen su origen muy diversificado”. La gran demanda exterior y la falta de producto a la venta han empujado a la baja las rentabilidades exigidas, que en los activos de primer nivel se han situado ya en el entorno del 3%, considerado el suelo mínimo por los inversores.

Con este escenario de yields (rendimiento exigido) estabilizadas, la única palanca para que éstas se ajusten a la baja será la recuperación de las rentas, algo que el sector espera que se produzca en 2016. A juzgar por la fuerte demanda latente, también se prevé que este año se mantenga el ritmo de inversión de 2015, así como el protagonismo por parte de las socimis, que todavía tienen capital para invertir, los fondos soberanos de países asiáticos y los fondos institucionales europeos.

Por segmentos de inversión, los edificios de oficinas han captado la mayor parte de la inversión. El sector hotelero recuperó protagonismo gracias a que la moratoria aplicada por la alcaldesa Ada Colau ha frenado en seco la compra de edificios de otros segmentos para reconvertirlos en hoteles y ha limitado la inversión del sector turístico a los establecimientos ya existentes. Entre las compras más sonadas destaca la del Hotel Hilton Diagonal, por 60 millones, y la del Hotel Alma Barcelona, por 40 millones.

El año pasado marcó la recuperación de la inversión en el sector industrial, donde se atrevieron a entrar socimis como Merlin Properties, y en cambio desaparecieron las operaciones de venta de grandes locales comerciales, principalemente por la falta de producto a la venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>