Barcelona despejará las aceras de la Sagrada Familia

Barcelona-despejará-las-aceras-de-la-Sagrada-Familia-373x210Microcirugía para borrar las molestias del turismo en la Sagrada Familia, una zona que recibe unos diez millones de turistas al año. El Ayuntamiento de Barcelona pretende peatonalizar el tramo de la calle Marina frente al templo y también quiere modificar la ubicación de las terrazas de la zona para mejorar la convivencia entre vecinos y visitantes. Despejar las calles, de hecho, es una de las principales reclamaciones de los vecinos del barrio, que recientemente se manifestaron contra las molestias que sufren a diario. «No estamos en contra del turismo, sino en contra del turismo masivo», inciden las entidades vecinales, conscientes de que la joya frente a la que viven es un atractivo que siempre atraerá a miles de visitantes. En concreto, el Ayuntamiento confía en cortar el tráfico de la calle Marina entre Provença y Mallorca los domingos y días festivos para descongestionar más la zona, abarrotada de turistas a diario. Justamente este tramo acoge el paso de una línea de autobús, la V20, que es el gran escollo que presenta esta medida.

Los técnicos del distrito del Eixample propusieron a la comisión técnica abierta con los vecinos activar la peatonalización con o sin desviar la línea y los vecinos se mostraron a favor de apartar el bus de la zona. Ahora el área de Movilidad está trabajando con la dirección de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para aplicar el cambio. La otra propuesta para la Sagrada Familia pasa por ampliar las aceras bajando a la calzada las terrazas de algunos bares próximos a la basílica –de momento aquellos ubicados en las calles Marina y Sardenya– y colocarlas en las esquinas, en el lugar en el que ahora se permiten estacionamientos de vehículos y la carga y descarga.

Esta medida, ahora también en estudio, tiene que consensuarse con los comerciantes del entorno y además requerirá una recolocación de las plazas de aparcamiento afectadas. Tanto una medida como la otra podrían ponerse en marcha antes de verano, estima el concejal. «Son pequeñas acciones y concretas pero ayudan a la reducción del impacto turístico», explica el edil.

La alcaldesa Ada Colau apostó desde su inició de mandato un cambio radical en el modelo turístico de la ciudad y, mientras sienta las bases del nuevo modelo con un nuevo Plan Estratégico de Turismo –que todavía tardará a estar en marcha–, intenta llevar a cabo pequeños trabajos con resultados efectivos, como se pretende que sean estas actuaciones en la Sagrada Familia. El proceso participativo del Ayuntamiento para decidir los ejes de mandato contempla peticiones vecinales de todo tipo, también centradas en la Sagrada Familia. La propuesta ciudadana para la zona con más apoyos hasta ahora es la peatonalización de los entornos del templo, no solo en la calle Marina , sino también en Provença y Sardenya para que «el turismo no invada las aceras de los vecinos». Le siguen la petición de que la entrada al templo sea gratuita, la creación de un espacio familiar que promueva la educación ambiental y la reordenación de terrazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>