Amancio Ortega aterriza en Asia y adquiere un edificio por 328 millones

Amancio Ortega se estrenará como inversor en Asia con la compra de un edificio en la ciudad de Seúl (Corea del S.) por 328 millones de euros. El creador de Inditex, por medio de su sociedad patrimonial Pontegadea, remata la adquisición del edificio M Plaza, un inmueble de veintisiete metros cuadrados y 22 plantas de altura situado en Myeongdong, uno de los primordiales ejes comerciales de Seúl. Estrenado en 2008, M Plaza tiene cinco plantas de superficie comercial, alquiladas a tiendas de tendencia como Zara, Forever21, Folli Folli y Daiso. Las 17 plantas de arriba están ocupadas por el hotel Solaria Nishitetsu, del grupo West Japan Railway.

Myeongdong es en Seúl el equivalente a la Gran Vía en la capital de España, un punto de parada obligatoria tanto para turistas para las sendas de compras. Precisamente, el local que Zara ubicó en M Plaza, el tercer establecimiento que abrió en la ciudad, se considera su tienda de referencia en el país. La ubicación del edificio y las garantías que ofrecen sus inquilinos provocaron que cuando este activo salió a la venta, a mediados del año pasado, se presentasen numerosas ofertas de inversores internacionales. Según informó recientemente el diario coreano JoongAng, “la oferta de Amancio Ortega se impuso en la puja al resto de sus contendientes pues a diferencia de las gestoras de inversión, que precisan recaudar fondos de inversores institucionales y privados, el expresidente de Inditex invierte de forma directa”.

Con esta operación, que está a punto de cerrarse, Pontegadea se estrenará en el continente asiático, donde, a pesar de contar con una extensa red comercial, aún no había realizado ninguna inversión en el sector inmobiliario. Los activos de Pontegadea, valorados en más de 6.000 millones de euros, se encontraban hasta el momento en 8 países de Europa y América. Las construcciones de Amancio Ortega se reparten entre España, Portugal, Francia, Italia, Reino Unido, U.S.A., Canadá y México. Corea del Sur va a ser el noveno país en el que entra el creador de Inditex y lo va a hacer bajo una fórmula afín a la que ha utilizado hasta ahora: con la adquisición de edificios ubicados en las mejores ubicaciones comerciales de una enorme urbe. Como también ha hecho en precedentes ocasiones, este inmueble acoge una de las tiendas de referencia de la marca estrella de la cadena: Zara.

Amancio Ortega, que el año pasado se transformó en la segunda fortuna del planeta, superado sólo por Bill Gates, invierte una gran parte de los dividendos que recibe de Inditex en el campo inmobiliario. El pasado diciembre, el primer accionista de la cadena de moda, con un cincuenta y nueve por cien , recibió 480 millones de euros en dividendos, lo que elevó hasta novecientos sesenta y uno millones el total recibido en 2015 por esa partida. Ese mismo mes, Ortega adquirió el mítico edificio Haughwout de la ciudad de Nueva York por 145 millones de euros. Se trata de un inmueble ubicado en la calle Broadway, una de las más comerciales de la ciudad, en pleno barrio del Soho. Apenas 3 meses atrás, el empresario, mediante Pontegadea, había adquirido un complejo comercial en la ciudad de Miami (U.S.A.) por trescientos setenta millones. En un caso así, la operación abarcó una manzana entera en Lincoln Road, la primordial zona comercial de la urbe. Y es que E.U. ha sido uno de los destinos principales de las operaciones de Amancio Ortega, que en 2015 asimismo adquirió el Esquire Theater de Chicago, por ciento setenta y seis millones de dólares estadounidenses (157 millones de euros al cambio actual). R. Unido ha sido otro de los destinos preferidos del empresario gallego. En los últimos tiempos ha efectuado al menos diez operaciones de inversión en la ciudad de Londres por un total de tres mil millones de euros. La última operación en la capital británica ha sido la compra de Almack House por cerca de 320 millones de euros, aunque su mayor inversión en la urbe de momento ha sido la adquisición de Devonshire House, un edificio en Picadilly que adquirió por 410 millones de libras (535 millones de euros al cambio actual).

La última operación, hasta el momento, de Pontegadea ha sido la adquisición del edificio ubicado en el número treinta y dos de la Gran Vía de Madrid. Esta compra supone el retorno del empresario gallego al mercado inmobiliario de España, después de que sus últimas operaciones se hubieran centrado en EEUU y R. Unido. La edificación de la Gran Vía está alquilado a diferentes cadenas de moda, entre aquéllas que se hallan ciertos de sus competidores: Mango, H&M y Primark. Tiene 36.000 metros cuadrados y supuso un desembolso de cuatrocientos millones de euros. Su última gran operación en España había sido hasta ese momento la compra de Torre Picasso, en 2011, por cuatrocientos millones.

En este género de operaciones, el family office del gigante gallego se mide con los grandes inversores internacionales, que en la gran mayoría de casos son fondos institucionales como Deka y Axa, o bien fondos soberanos, como GIC, el fondo de Singapur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>